domingo, 21 de junio de 2020

Un joven pringado ( Relato erotico ) 3ª parte (despues de tanto tiempo)

Para los que no habeis leido la 2ª parte os dejo el enlace.

 https://silviyalbert87.blogspot.com/2016/06/un-joven-pringado-y-virgen-relato.html


17/06/2020 13:35 h continuación … Un joven pringado


Lo que allí abajo ocurrió tras cerrarse la puerta no llegue a enterarme hasta unas semanas mas tarde y no sin tener que hacer mis propias conclusiones de la versión light de mi novio y la versión hardcore de Susana.

Os contare lo que creo que sucedió.

Mi novio había bajado primero, según sus propias palabras no sabia muy bien que hacer, aunque también reconoció que la situación del salón le había calentado bastante. Pero era verdad que el no solía fantasear con acostarse con otras mujeres, su fantasía era que yo fuera la golfa infiel, aun que en esta ocasión era yo la que le había pedido que lo hiciera, por cumplir con Susana.

Susana se quedo mirando a mi novio se acerco por su espalda y le acaricio con una sonrisa maliciosa, ella iba a atacar con todas sus armas, lo que no sabia es que mi novio en esta ocasión no iba a negarse al contrario.


Susana: Vamos ¿que haces aquí parado? Metete en el agua.

Mi novio aunque quisiera negármelo tenia ganas de follarse a Susana. Aun que no fuera parte de su fantasía… de esto estaba segura.

Alberto: Es que no he bajado el bañador.


Susana: Ni yo jejejeje

Agarro el vestido y se lo quito dando la espalda a Alberto, hizo lo mismo con la lencería quedando completamente desnuda. Se introdujo lentamente en el jacuzzi, se sentó cuidadosamente mirando a mi novio de frente dejando que viera sus grandes pechos.



Susana: ¿Bueno que?

Mi novio se quedo hipnotizado mirando como Susana se frotaba los pechos con el agua y la espuma del jacuzzi, acababa de darse cuenta de que esa pedazo de mujer esa noche era entera para el.



Susana se dio cuenta de que mi novio tenia clavada la mirada en sus tetas y se las enseño mejor sonrriendole.

Susana: Venga ven y las ves de cerca.

Alberto: Persona Susana jeje si voy.

Comenzó a desnudarse delante de ella, aquí no tenia que fingir tenerla diminuta ni nada por el estilo todo lo que hiciera en esa habitacion se iba a quedar en esa habitación así que Arturo no sabría que no era un micro pene y Alberto era un hombre con mucha seguridad en si mismo, si ha eso le añadimos el morbo que le daba la sumisión le importaba una mierda tenerla mas pequeña que Arturo.

Mientras se quitaba el polo, Susana se sentó en el borde del jacuzzi para observar mejor el striptess, al hacerlo su pubis quedo fuera del agua, había seguido mi consejo y no se lo había rasurado, se había arreglado un poco las ingles dejando un amplio triangulo de vello. Alberto volvió a mirar a Susana, sus labios se humedecieron, estaba deseando hundir su cara dentro. 



Sin dejar de mirarse mutuamente Alberto fue quitándose pantalones y calzoncillos dejándolos caer al suelo, ni tan siquiera intento disimular la erección tapándose al menos con la mano.

Susana: Vaya… vaya… ¿Te gusta lo que ves?

Alberto hizo como si se acabara de percatar.

Alberto: Uffff…. Jeje que corte. La verdad es que si….

Fue entrando al agua con Susana mientras ella descendía de nuevo dentro del jacuzzi.

Alberto: Eres una mujer muy atractiva y si te soy sincero me pone mucho …. ya sabes…

Alberto miro hacia dentro del agua.

Susana: no se ¿ mi …. coño? (Ella sabia por donde iban los tiros)

Alberto: Si me pone el vello del pubis… no se desde hace un tiempo me pica la curiosidad, sera por que Silvia siempre lo tiene rasurado y me gustaría ver algo distinto.

Susana: jajajaja es normal que te atraiga lo distinto…. Por cierto perdon por lo de ayer….

Se refería al acoso y derribo que le hizo por la noche.

Alberto: No perdoname a mi, no quería que te sintieses rechazada eres súper atractiva.

Susana se puso de pie en el jacuzzi.

Susana: ¿tu crees?

Mi novio volvió a fijar su atención, primero en sus pechos y luego en su pubis….

Alberto: …. si mucho….


Susana: Pues si que te gusta si…. Jejejejej

Susana se acerco plantandoselo ante la cara.


Susana: Venga que quede entre tu y yo… tocalo si quieres.

Alberto la miro como pidiendo confirmación.

Susana: Venga… si estas deseando acariciarlo tanto como yo que lo hagas….

Mi novio estiro la mano apoyándola en el vientre de su Susana aun sexy aunque se le notaba el paso de los años, descendió lentamente acariciando su vello púbico. Su cara era de puro morbo, apretaba su abultado pubis con las yemas de sus dedos, aunque en realidad lo que le apetecía hacer era otra cosa.

Ella apoyo una mano sobre la cabeza de Alberto acariciando su pelo, mientras se daba cuenta por su cara que estaba disfrutando de verdad.


Susana: ¿Te gusta?

Alberto levanto un momento la cabeza mirando a los ojos a Susana y tras mirar sobre el hombro hacia la escalera como verificando que no había nadie la respondió.

Alberto: Bufffff no quiero parecer descarado, menos aun tras rechazar tu oferta anoche, pero en realidad me encantaría ……

Susana: No te cortes pide por esa boquita cariño.

Alberto: Me preguntaba si …. ¿me dejarías comértelo?

Susana abrió los ojos de par en par, abrió bien sus piernas y pego su cadera contra la cabeza de mi novio.

Susana: ¿estas loco? Ni lo preguntes amor.

Mi novio hundió su nariz entre el vello púbico y saco la lengua para acariciar su clítoris, la postura no era la idonia y Susana se dio cuenta de ello, así que como quería disfrutar de la situación salio del jacuzzi.


Susana: Ven conmigo al sillón cariño, si lo quieres hacer, mejor que estemos cómodos los dos.

Alberto salio del agua y al hacerlo Susana se fijo en que estaba aun mas empalmado, aunque ella no lo supiese su faceta sumisa hizo que la siguiera como un perrito con la lengua fuera.

Ella se tumbo en el sillón que había en el spa y abrió de par en par las piernas. Alberto se arrodillo, o mejor dicho se tiro al suelo y con la lengua fuera comenzó a lamer el coño de nuestra vecina.



Susana: Madre miá Alberto menuda lengua….. ahhhhhhh dios…..

Alberto: Mmmmm me encanta….. que morbo.

Susana: Buffff…. No me lo habían comido así jamas…. Dios… .no pares…..

Alberto agarro por los tobillos a Susana como en muchas ocasiones me hacia a mi, alzo sus piernas dejando aun mas abierta su vagina y con el culo en pompa y comenzó a lamerlo todo por completo.
Con la primera pasada Susana quedo extasiada.

Susana: Dios…. Uffff los de mi quinta son …. ahh mas pejilgueros…. Mmmm jamas me habían… comido así…

Alberto paro y la miro un poco extrañado.

Alberto: ¿Así?…

Susana: SI… así… el culo también…. No pares me encanta.

Alberto sonrió, entendió a la perfección que había algunos tíos que no se acercaban al culo, Cuando me entere mas tarde caí en la conclusión de que Arturo a mi si que me lo comía, pero ¿quien sabe? Quizá a Susana no se lo hacia.

Mi novio continuo lamiendo su coño y su culo, de vez en cuando paraba con su lengua en el vello púbico lamiéndolo y jugueteando con el, pero se dio cuenta que Susana se estremecía de verdad cuando la lengua de su deseado Alberto lamia lo que nadie había lamido hasta el momento. Así que en la postura que la tenia comenzó a clavar su lengua dentro de su culo una y otra vez, solo hacia pequeñas pausas para chupar su clítoris.



A Alberto no le hacia falta escuchar los gritos de placer de Susana para saber que se iba a correr ya que sus piernas temblaban con cada estocada de su lengua.

Susana: Ohhhh dios…

Alberto incorporo a Susana y se tumbo en el sillón a gran velocidad.

Alberto: Ven traelo aquí

Susana sonrió al ver la efusividad de Alberto, hasta ella se dio cuenta que disfrutaba comiéndoselo, a diferencia de otros hombres mi novio no lo comía por cumplir, sino que le ponía hacerlo, saboreaba el momento.

Apoyo su culo casi en el cuello de mi novio y Susana comenzó a mover las caderas mientras el hincaba su lengua, mientras que ella con su mano comenzó a pajearle. 



Susana estaba disfrutando de la situación mucho mas de lo esperado, en un primer momento pensaba que tendría que luchar con mi novio para convencerle de lo golfa que había sido yo arriba y de lo mucho que se había aprovechado Arturo tocando todo lo que quiso y mas.

Susana: mmmm dios…. Me voy a correr….

Alberto: mmmm hazlo preciosa…

Ella continuo moviéndose aun mas rápido y apretando su cuerpo contra la cara de Alberto casi dejándole sin respiración hasta que se corrió.

Susana: Dios…. Eres el mejor con la lengua… te lo digo en serio Alberto..

El simplemente sonrió.

Susana se dio cuenta que continuaba pajeandole, entonces se giro poniéndose a cuatro patas sobre mi chico, en posición de 69 y sin ninguna dificultad se trago su polla por completo.

Alberto hundió la cadera en el sillón por la impresión de sentir la garganta de Susana abarcando toda su polla, algo que no la resultaba difícil acostumbrada al tamaño de Arturo, al cual según Arturo no se la chupaba desde hacia un año, su relación estaba muerta, eso demostraba que aunque era un hombre atractivo y súper fogoso conmigo con su mujer era justo lo contrario.



Mi novio volvió a hundir se lengua en el interior de la vagina de Susana con esta postura su nariz acariciaba su ano proporcionandola unas placenteras cosquillas.

Alberto: Ufffff….. Susana para por favor…..

Susana levanto la cabeza.

Susana: ¿no te gusta?

Alberto: me encanta pero no quiero correrme aun

Supongo que no la sorpendio ya que por lo que me comento tenia sus amantes y no todos los hombres recargan igual ni tenían el mismo aguante.

Susana: ahh jajaja ok… pensaba que te habías arrepentido

Alberto: Para nada… quiero follarte pero es verdad que ninguno estamos atento a la puerta, pueden bajar en cualquier momento….

Susana sabia que no iba a ser así.

Susana: No creo que bajen, a saber lo que estarán haciendo ahí arriba el juego nos ha puesto muy cachondos a todos, quizá ahora mismo Arturo este empalando a tu novia en la cocina.

Alberto: ¿tu crees?…..

Susana: Puede…. ¿te fijaste en la cara de lujuria de Silvia al coger su polla?

Alberto: No me jodas…. Que subo ahora mismo

Tenia que fingir un poco.

Susana: Seguro que están recogiendo, no te preocupes, tu ven conmigo a la sauna que allí no pueden vernos si bajan.

Susana se levanto cogió de la mano a mi novio y tiro de el al interior de la sauna. Era cierto que con el vapor seria imposible pillar a nadie por sorpresa aunque arriba estábamos tan entretenidos que no teníamos pensado bajar y esto ella lo sabia.

Al no estar a plena potencia y tener la luz encendida podían verse el uno al otro, aunque a mas de metro y medio resultaba imposible.

Alberto se abalanzo sobre Susana y comenzó a besarla y a sobar sus grande pechos como un niño pequeño, luego descendió su mano apretando su grande y hermoso culo, la estaba poniendo a cien.
Ahora si se había desinhibido y sinceramente doy gracias de no haber presenciado esta situación ya que simplemente al contármelo me moría de los celos.

Susana obligo a mi novio a sentarse en el bando se giro y sin problema alguno descendió despaldas a el introduciéndose su polla por completo, apoyo las manos sobre las piernas de Alberto y comenzó a subir y a bajar.



Susana: Dios….. si …. oh…. Dios

No podía mas las piernas la estaban temblando con cada orgasmo, así que se recostó sobre el apoyando sus piernas en el banco sin dejar de subir y bajar la cadera. Mas tarde me comento que Alberto la ponía muy cachonda desde hacia mucho tiempo, no solo por su físico sino también por su carácter, se había convertido en una especie de fantasía erótica para ella y al enterarse de lo mio con Arturo también se había convertido en una arma de venganza.

Mi novio mientras follaban la acariciaba e introducía su lengua en su boca en cuanto tenia la posibilidad, sus manos agarraban y apretaban sus grandes tetas, jamas había tenido algo así en sus manos, la diferencia de edad no le suponía ningún problema al contrario, al igual que a mi era algo que le daba morbo.



Alberto de nuevo agarro a Susana y la obligo a ponerse de pie, la pego a la pared, ella instintivamente apoyo las manos y subió la cadera facilitando la penetración. Mi novio se la clavo de nuevo sin dejar de jugar con sus pechos.

Susana: Si…. No pares Alberto…. Buff….. me corro…

Apretó el ritmo y la dureza de las embestidas.

Susana: ohhh siiiii



Según palabras textuales de ella, tuvo que agarrarla por la cintura para que no se cayera al suelo del orgasmo que tuvo, mi novio por el contrario hizo un esfuerzo atroz para no correrse aun, quería hacerla disfrutar y ¿por que no? Disfrutar el del momento.

Susana: Dios…. Como follas echaba de menos esto….

Alberto: Tu marido te dará también caña supongo


Susana: Mi marido y yo no tenemos vida sexual … conjunta… desde hace tiempo.

Pareció querer dejar claro a Alberto que sabia que tanto su marido como ella seguían teniendo sexo pero fuera de la relación.

Alberto: No tenia ni idea.

Susana: ¿Te has corrido?

Alberto: no.

Susana: Vamos fuera… que les den si nos pillan pero me voy a desmallar del calor.

Volvió a sacar a mi novio de la sauna y lo tiro sobre el sillón del spa se arrodillo a su lado y comenzó a hacerle una mamada profunda.

Alberto: Joder Susana como la chupas…..madre miá….



Susana miraba a los ojos de mi chico y sonreía mientras continuaba su labor.


Alberto: me voy a correr.

Ella no paro, continuo dándole a entender que no pasaba nada.

Mi novio soltó todo el semen acumulado de estos días sobre la cara y boca de nuestra vecina, mientras ella sonreía maliciosamente. Se acaba de salir con la suya, mi novio me había sido infiel con ella, con un poco de ayuda miá.

Alberto: Dios… que pedazo mamada

Susana acumulo todo el semen en la boca y sin mediar palabra se levanto indico a Alberto que esperase ahí con las manos y se giro dirección a las escaleras, para salir del spa.

Alberto: ¿que haces, estas loca?

Ella giro la cabeza y le indico con el dedo que estuviera en silencio.

Alberto: ¿pero como vas a subir así desnuda?

Ella volvió a indicar que estuviera tranquilo con gestos.

Alberto había hecho todo lo posible para evitar que subiera, no temía que Susana me pillara follando con su marido ya que el sabia que era consciente de nuestra relación, lo que le asustaba es que Arturo la viera desnuda y se pusiera hecho un energúmeno con el, en plan celoso agresivo.

Ella subió por las escaleras en silencio, llego a la puerta que anteriormente yo había atrancado con el pestillo y la abrió sin problemas, esto lo entenderéis mas tarde cuando os cuente lo que ocurrió arriba.

Salio al salón asomando primero la cabeza para verificar que no había nadie, la música sonaba pero no había ni un alma, continuo por el pasillo hasta llegar a las habitaciones, a día de hoy sigo alucinando al pensar que fue capaz de salir desnuda del spa recién follada. Pego el oído a la puerta de la habitación miá y de Alberto y no escucho nada, luego fue al dormitorio suyo y repitió la operación aquí escucho algo de ruido, abrió la puerta despacio mirando por toda la habitación y no vio a nadie, entro y se acerco al cuarto de baño, la puerta estaba abierta así que me vio a mi, completamente desnuda, pero ni rastro de Arturo.

Entro en el baño conmigo, me pegue un susto al verla también en pelotas.

Silvia: ¿que haces aquí?

Se acerco a mi, me agarro la cara y delicadamente me obligo a echar la cabeza hacia atrás y a abrir la boca, acto seguido escupió en mi boca.



No tarde mas de un segundo en identificar el sabor de lo que había escupido, era semen.

Susana comenzó a besarme apasionadamente, su mano descendió lentamente hasta llegar a mi entrepierna y la introdujo en mi vagina, seguía empapada y ardiendo por lo sucedido con Arturo.

Susana: gracias.

Continuo masturbándome, yo me deje caer sobre el lavabo estaba alucinando por la situación.
Como he comentado anteriormente no me considero bisexual, aunque quizá debería hacerlo, mi primera experiencia con otra mujer fue con la novia de Javi hacia unos meses así que esto volvió a impactarme.



Silvia: ¿por que me das las gracias?

Susana: Tu novio ha sido maravilloso…..

Silvia: ahhhhh …..

Susana: Quería que lo supieras…. Pero no quiero cortaros el rollo… . ¿Os queda mucho?

Silvia: No….. creo…

Continuaba masturbándome mientras me hablaba


Susana: ¿Que ta te lo has pasado?

Silvia: …. ah….. muy… bien…. ¿y tu?

Se lo pregunte por ser cortes, no quería saberlo, aun que viendo como venia de caliente suponía que se lo había pasado genial.

Susana apretó el ritmo hasta que vio que consiguió que me corriera, con los ojos cerrados apretando la encimera.



Silvia: ahhhhh

Susana: Bueno… ya te contare mejor otro día no quiero cortarte el royo pero os recomiendo que vayáis recogiendo, vete a tu cuarto por que en cualquier momento subirá tu novio… os intentare conseguir algo de tiempo.

Silvia: … madre…. Miá… gracias … por avisar… Susana… y por esto….

Me dio un beso en los labios y salio de la habitación para regresar al spa.
Una vez abajo se encontró con mi novio pegándose una ducha aun desnudo, ella le sonrió. y se metió en el agua con el frotándose las tetas en su cara, estaba disfrutando con todo esto, era una Susana nueva, parecía que no la importaba que la pillara Arturo, es mas parecía querer ser descubierta.

Alberto: ¿que has ido a hacer?

Susana: ¿quería ver que hacían por ahí arriba, no fuera que estuvieran follando y nosotros aquí sintiéndonos mal?

Alberto: ¿y que hacían?

Susana: Pues la verdad es que no he visto nada raro, tu chica estaba en su habitación y a Arturo no le he visto.

Alberto: Bueno pues entonces me voy subiendo para no ser cantoso

Susana: No… joooo… ayudame a ducharme por favor …. que me cuesta mucho llegar a todo el cuerpo con esto.

Se agarro las tetas.



Alberto sabia a la perfección que debía darles un poco de tiempo arriba así que ese dato y volver a magrear esos grandes pechos hicieron que aceptara.

Susana se dio jabón y mi novio se dedico a entenderlo sobando todo su cuerpo. Ella no tenia la certeza de que este polvo volviera a repetirse en alguna otra ocasión así que quería disfrutar el momento al máximo.

Mi novio tampoco sabría si lo repetiría aunque estoy seguro que lo deseaba, así que volvió a disfrutar del cuerpo de su vecina madurita.

Primero froto sus pechos mientras que su otra mano comenzó a enjabonar su velludo pubis.

Susana: ¿por lo que veo te encanta esto?

Puso su mano sobre la mano de Alberto que enjabonaba su chocho.

Alberto: Buffff…. La verdad es que si, se me pone dura solo con tocártelo…

Susana: Pues es todo tuyo… me encanta ver lo mucho que te pone…

Ella presiono la mano de mi novio haciendo que sus dedos entraran juntos en su vagina. Le sonrió. y volvieron a unir sus labios jugando con sus lenguas.

Susana: Que sepas que estoy a tu disposición siempre que quieras, no tiene por que enterarse nadie, pero mi felpudito es todo tuyo.

Ella se dejo caer de rodillas al suelo agarro la polla de mi novio pajeandola.



Susana: y me gustaría que supieras que es la mejor comida de coño que me han hecho jamas. En toda mi vida había visto un tío que disfrutara tanto haciéndolo.

Según dijo esto se introdujo la polla de mi novio de nuevo en la boca para hacerle la que podía ser la ultima mamada.

Dejándole terminar de nuevo en su boca.



Esto me dio tiempo suficiente para poder avisar a Arturo que estaba en el jardín relajado con una copa, el quería continuar después con la sesión de sexo, pero no tuvo en cuenta que mi chico no duraba tanto, que su mujer estaba en la misma casa y que cometimos un error con el tema de la puerta.

Yo le conté corriendo que por algún casual la puerta del spa estaba abierta y que Susana había salido para ver que pasaba, no le conté absolutamente nada de lo que ya sabia que había ocurrido allí abajo, aun que el tampoco parecía preocupado, daba por echo que solo se habían relajado un rato.

Arturo se puso un bañador que tenia apoyado en una de las tumbonas del jardín y me comento que ahora entraría. Yo me fui al dormitorio a esperar a Alberto, dando muy a mi pesar la sesión de sexo por terminada.

------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ahora os contare lo que me sucedió a mi una vez atranque la puerta del spa.

Nada mas cerrar la puerta y comentarle mi idea de poner el pestillo Arturo me agarro del cuello guiándome por la habitación despaldas hasta llegar al sillón.

Arturo: ¿Como has podido ser tan guarra?

Silvia: ¿a que te refieres?

Arturo: ¿a que me refiero? Has estado tocándome la polla delante de tu querido novio…


Silvia: He bebido… y el también….


Arturo: Eso no cambia lo que has hecho, ¿que te crees que no va a recordarlo mañana? Su cara era de envidia al ver mi polla, de celos al verte alucinar con ella y de rabia cuando te veía tocármela… cuando estéis a solas te va a poner de puta para arriba, si supiera todo lo que has hecho en realidad.


Silvia: Pero ahora no he hecho nada estábamos jugando.

Aun que liberada tenia que continuar con mi papel de niña buena que valoraba su relación por encima de todo y que no quería ser descubierta.

Arturo: jajaja ¿y que tendrá que ver que sea un juego? Podrías haber dicho que esa prueba no la hacías…. Pero el ha visto como te tocaba el coño, te he masturbado en su cara y tu has agarrado mi polla con dos manos y la boca abierta….

Silvia: … y el ha tocado a Susana… eso tampoco me ha gustado a mi.

Arturo: No es lo mismo….


Silvia: ¿tu no sientes celos? Por que yo si

 
Arturo: Si y no, es mi mujer pero ya no siento lo mismo, en parte me daría igual que se la folle otro, yo te deseo a ti. (sonreí) y me encanta saber que existe la posibilidad de que tu pareja nos pille.

Esto era precisamente lo que a mi me ponía, el juego de que pudieran pillarnos, aun que en mi caso en lo que se refiere a Alberto era mas bien fingido, pero el morbo de la coacción por parte tanto de Arturo como de Susana, como anteriormente por Gustavo, como el sometimiento que ejercían en mi era lo realmente morboso, pero en esta ocasión sus palabras me dejaron un poco fuera de juego, percibía que ya le daba igual su relación con Susana, yo no quería eso

Silvia: Yo no quiero que nos pille nadie.

Arturo: Pues entonces ven aquí y chupamela como a mi me gusta.

Tiro de mi hasta su polla obligándome a tragármela, sin apenas haber empezado, comenzó a follarse mi boca, menos mal que mi garganta estaba bien lubricada por tanta bebida sino me hubiera hecho daño.

Parecía mas desinhibido que en otras ocasiones, como si le diera igual todo.

Agarro mi cabeza presionándola y manteniendome con su rabo dentro, hasta que noto que me ahogaba, entonces me soltó dejándome recuperar el aire, al retroceder los hilos de saliva colgaron y cayeron por su capullo y mi barbilla formando un puente.



Arturo: Así… zorra.

Estaba perdiendo los modales, parecía otra persona.

Volvió a agarrar mi cabeza y a follarme la boca, con cada nueva embestida yo emitía sonidos guturales y la saliva salia a borbotones de mi boca.
Arturo se dejo caer en el sillón con las piernas abiertas y su gran rabo apuntando al techo.

Arturo: Enseñame lo cerda que eres…. Quiero ver si sabes hacer todo lo que te he enseñado ahora mismo o les cuento a los dos de ahí abajo todo.

Me acerque gateando a su polla y comencé a pasármela por la cara, restregando la saliva por ojos, mejillas barbilla.

Silvia: ¿así?

Luego agarre de nuevo su polla y tras escupirla me la metí de nuevo en la boca, forzándome a mi misma para tragar el máximo de carne posible, supongo que mis ojos estaban en blanco ya que me costaba respirar.



Yo sabia a la perfección lo que quería, al igual que le había pasado a su hijo hacia un año, el porno había hecho mucho daño a los hombres del planeta y se pensaban que cosas como estas eran algo “normal” y que sus parejas no estaban dispuestas a hacer por que eran las raras, pero la verdad es que era justo lo contrario, esto solo lo hacían las actrices porno y algunas mujeres dispuestas a complacer los deseos de los hombres con los que se encontraban, algunas como yo excepciones lo hacíamos por otros motivos, en mi caso por el morbo que sentía al conceder sus deseos o por el sometimiento que ejercían sobre mi, al igual que Alberto era sumisa me gustaba dar placer.

Me saque de nuevo el rabo y sin dejar de mirarle a los ojos escupí toda la saliva que pude, el me agarro del pelo y comenzó a pasármela por la cara restregándolo todo.

Arturo: Así me gusta, una cara tan bonita es lo que se merece

Vovi a tragarme su polla una y otra vez, sinceramente aunque me resultaba morboso y esto conseguía que terminase con mi entrepierna empapada, lo que realmente quería era que me la clavase.

El siguió dejándose mamar, frotando su polla, restregándome todo por la cara, quería humillarme mas que nunca, parecía que el juego anterior, o ver a su mujer con Alberto, aunque lo negara le había cabreado y lo estaba pagando yo, que mejor manera de vengarse de Alberto que haciéndome esto a mi.

Sin media palabra ni avisar se corrió en mi boca, me sorprendió, habitualmente duraba mas, aunque en esta ocasión el grado de perversión de la mamada era máximo, si esto mismo se lo hubiera hecho a Alberto en 10 segundos estaría mas que corrido.

Como si no se hubiera corrido continué chupándosela al mismo ritmo de antes, ese tamaño no descendía por mucho que descargase, así que lo que antes era saliva ahora era semen derramándose por mi barbilla y labios, mucho mas espeso. El igualmente untaba su polla por mi cara.

Yo sonreía y jugaba con su lefa.



Arturo: Así… disfrutala puta, es toda tuya… bueno y de tu novio si le quieres dar un besito.

Silvia: mmmm

La recogí con la mano y me la volví a introducir en la boca saboreandolo.

Silvia: ¿Así te gusta?

Arturo: Si…. Saboreala


Silvia: mmmmm … me encanta.


Arturo: Ponte de pie

Me incorpore apresuradamente, Arturo me agarro de la muñeca acercándome y sin ningún miramiento bajo mi vestido rompiendo parte de la costura lateral, me obligo a tumbarme a su lado en el sillón, con su mano se masturbaba mientras me miraba como un depravado.

Arturo: te vas a enterar de lo que es una buena follada.

Cuando parecía que iba a clavarme su polla giro la cabeza y se quedo mirando hacia la puerta del spa. Volvió a mirarme a los ojos y sonrió.

Arturo: Esperate aquí, no te muevas.

Se levanto y fue directo hacia la puerta quito el pestillo, permitiendo que pudieran salir en el caso de que quisieran hacerlo. No entendí muy bien que pretendía.

Regreso y se tumbo encima sujetándome las muñecas y presionándome con su cuerpo bastante mas musculoso y pesado que el mio.

Silvia: ¿Que haces?¿y si salen y nos pillan?

Arturo: pues que lo hagan estoy hasta los cojones de tener que disimular, si yo lo que deseo es estar contigo tu cuerpo…. ¿por que engañarnos? Alberto no te folla como te mereces y encima es un gilipollas… decir que estas gorda o que no estas buena… esto es lo que se merece…

Mientras decía esto introdujo su rabo en mi y comenzó su magistral follada.

Arturo: Que suba y que nos vea…

En ese momento no sabia por que estaba tan enfadado o por que tenia tan decidido el mandar todo a la mierda . Pero el cabreo hacia que me estuviera follando como un autentico toro.

Silvia: ahhhhhh….. no digasssss… eso…. Ahhhhhhh

Arturo: Tu te mereces esto…. Una follada como dios manda al día….

Silvia: Dios….. si…… ahhhh…. Estas…. Loco….. nos van a pillar.

No intentaba escaparme ya que en realidad por una parte me daba igual que nos pillaran al fin y al cabo los dos de abajo lo sabían el único que no era consciente de la realidad era el, pero al moverme interpreto que intentaba soltarme seguramente para ir y cerrar la puerta de nuevo y apretó mis muñecas con mas fuerza imovilizandome.

Arturo: Aquí quietecita zorra…. Voy a hacer que te corras como nunca.

Silvia: Dios…. Ahhhhh

Acababa de correrme, pero el no bajaba el ritmo, los orgasmos eran tan continuos que no llegaba a diferenciar uno de otro.

Arturo me giro poniéndome estilo perrito, con la cara apuntando a la puerta del spa, se coloco de nuevo detrás y continuo embistiendome sin dejar de hablar.

Arturo: Así… para que cuando salgan veas sus caras de sorpresa.

Lo que decía me ponía súper cachonda parecía que tiraba la casa por la ventana, aunque al mismo tiempo era una locura.

En esta postura su polla entraba hasta el fondo, me estaba partiendo en dos.

Silvia: jooooder…. Me vuelvo a correr… ahhhhh

Al escucharme gemir y gritar su polla reacciono con un espasmo soltando buena parte del semen que tenia almacenado. Pero continuo follándome.

Note como un dedo húmedo se introducía en mi ano y comenzaba a entrar y salir.

Yo estaba viendo las estrellas pero no iba poder aguantar mucho mas ese ritmo, el placer amortiguaba parte de las molestias que estaba sintiendo en mi vagina por la fricción del animal que me estaba follando.

Pareció leerme la mente por que la saco de mi interior, os juro que por el hueco que dejo note el aire fresco entrar aliviando el intenso calor que sentía.
Pero no duro mucho tiempo ya que acto seguido saco su dedo de mi culo y apoyo su capullo presionándolo lentamente. Menos mal que estaba lubricada por mi flujo vaginal, mi saliva y los restos de su semen, ya que con el enfado que tenia en ese momento temí que me desgarrara el ano.


Silvia: Dios….. ah…..

De nuevo el placer y dolor se unían haciéndolos imposibles de diferenciar.



Arturo: …. Esto es lo que quiero….. a ti…. Como follas….

Silvia: joder…. Ahhhhhh…..dios….

Arturo: Lo cerda que eres…. Mi pequeña putita sumisa….. no la frigida de mi mujer…..

No paraba de decir cosas que en el fondo esperaba que no pensase, por su monologo parecía ir a mandar a tomar por culo la relación en cuanto subieran del spa.

Arturo: ….. ufff…. Menudo par de gilipollas.

Supuse que se refería a mi novio y a su mujer.

Con la ultima embestida caí sobre el sofá, el apretó su polla al máximo mientras gritaba de placer corriéndose a borbotones en el interior de mi culo.

Arturo: Buffff…. Si…… ohhh Dios…. Que culito mas rico….como traga…. Dios….

Me pego un par de azotes en el cachete.

Silvia: Madre miá….. ahhhh…. Estas hecho un animal…. ¿Que te pasa hoy?….

Arturo: Que cada vez que follamos me doy mas cuenta que esto es lo que quiero en mi vida…

Sabia perfectamente a que se refería pero tenia que calmarle un poco.

Silvia: Vente conmigo a la ducha vamos a hablar un rato…

Le agarre la mano y me lo lleve a la habitación. Entramos juntos al cuarto de baño, a la ducha para ser mas específicos, encendí el agua y le ayude a entrar junto a mi, enjabone su cuerpo palmo a palmo.

Silvia: No puedes pensar eso de verdad amor.

Arturo: Te lo digo en serio, prefiero ser libre que tener que esconderme para estar contigo.

Yo continuaba enjabonando todo su cuerpo tomándome mi tiempo en su colosal rabo. El aun que sin mirarme hacia lo mismo, me resulto gracioso ver como se esmeraba en limpiarme tanto la cara como mi culo recién corrido.

Silvia: Susana te quiere mucho lo que pasa es que lleváis mucho tiempo y la monotonía mata cualquier relación.

Arturo: No…. No es solo eso… antes era fogosa y creo que lo único que hacemos es engañarnos el uno al otro diciendo que nos queremos, tenemos relación de amigos sin mas… no somos una pareja cada uno hace su vida … estoy seguro que incluso me ha puesto los cuernos alguna vez.

No era capaz de negárselo pero tampoco se lo iba a confirmar.

Silvia: Piensa lo que dices, y ademas que tu quieras mandar a la mierda tu relación no significa que puedas hacer lo mismo con la miá, yo quiero mucho a Alberto, lo amo.

Arturo: Pero si no sabe ni darte un orgasmo… y es un prepotente se cree mejor que tu.

Silvia: Lo amo…. Y si no lo tuviera no tendrías ese morbo que has mencionado antes de acostarte conmigo sabiendo que el es mi pareja. Sin ir mas lejos anoche cuando llego a la habitación se puso a lamerme entera y hacia solo unos minutos que te habías corrido tu…. ¿no te da morbo?

Arturo sonrió.


Arturo: Mucho morbo la verdad.

Silvia: Pues ya esta a mi dejame estar con el lo amo…. A de mas, ¿que piensas hacer?¿dejar a Susana, divorciaros?¿Quien se queda con la casa? ¿te mudas y te alejas de mi?

Arturo: Dejas a Alberto y te vienes conmigo, o me compro algo cerca y así puedes quedarte cuando quieras.

No me resultaba una mala idea pero no la veía posible.

Silvia: ¿y no has pensado en Gus?

Arturo: Gus ya es mayor, mirale en Londres haciendo su vida, a de mas el es consciente de como estamos Susana y yo, esta mas que harto de oírnos discutir incluso por el sexo…. Lo que mas me jode es no haberle llevado de putas antes de que se fuera a Londres.

Se quedo mirándome, algún pensamiento le resultaba gracioso.

Arturo: Ahora que lo pienso, de haberlo sabido te habría pedido otro tipo de ayuda a parte de las matemáticas…. Jejeje

Silvia: ¿A que te refieres?

Arturo: El niño estaba obsesionado contigo, tenia fotos tuyas desnuda, la de pajas que se habrá hecho en tu honor, si lo llego a saber te hubiera pedido que te lo follaras, te habría pagado incluso.

Silvia: Yo no soy ninguna puta

Arturo: No, no me mal interpretes pero yo creo que a cualquier hombre le gustaría perder la virginidad contigo y como padre me sentiría orgulloso de que lo hubiera hecho contigo.

Silvia: ¿en serio?

Arturo: En serio… quizá cuando venga de Londres si sigue siendo virgen podrías echarme una mano.

Silvia: jajajajaj que locuras dices…. Bueno ya hablaremos de eso anda loco….secate y relajate… luego intento escaparme y sino hablamos mañana.

Arturo dejo que le ayudara a secarse cariñosamente luego sin ponerse ropa salio de la casa al jardín con una copa en la mano, yo le seguí para ver que realmente iba a hacer lo que me había dicho y no ningún disparate, como bajar y contarles todo y quizá pillarles en pleno polvo.

Cuando estaba segura que no la iba a liar, regrese al baño de su dormitorio para recoger las toallas, aun que el resto de la casa eran conscientes de lo que había ocurrido no quería dejar pruebas había que ser disimulados y seguir el guion.

No paraba de darle vueltas a todo lo que había dicho Arturo, cuando apareció Susana desnuda en el baño.

Tras digerir lo que acababa de suceder con Susana, continué recogiendo rápidamente las cosas de su dormitorio y lo lleve al nuestro. El aviso de Susana me garantizaba algo de tiempo, aunque no sabia cuanto así que me puse algo de ropa cómoda y salí al jardín a buscar a Arturo.

Como comente al principio salí y le avise de todo luego volví a entrar a esperar a Alberto, pero al ver que me daba tiempo decidí volver con Arturo y calmarle un poco mas.

Estaba tumbado en la hamaca mientras apuraba una copa ya con el hielo derretido.

Silvia: ¿Estas mas tranquilo?

Apoye mi mano sobre su hombro.


Arturo: Bueno….. un poco.

Mire hacia la casa, aunque sabia que no me veía nadie, luego me senté sobre las piernas de Arturo, volví a comprobar que no nos miraba nadie, solo por disimular, y le plante un beso en los labios.


Silvia: Me tienes para lo que necesites… si quiere hablar también podemos hablar simplemente. Me parece que lo necesitas.

Arturo bajo la mirada hacia la copa, era profesor de filosofía y lenguaje a parte de decano de la universidad, con esto quiero decir que era una persona lo suficientemente inteligente como para escuchar los consejos de los demás y desde hacia tiempo necesitaba hablar con alguien, aunque le había brindado la posibilidad de hacerlo con un profesional era reacio a visitar Psicólogos de ningún tipo, así que decidió hablar conmigo.


Arturo: Tienes razón.

Silvia: Yo me he abierto completamente a ti…. Deberías hacer lo mismo.

Pillo la indirecta y le provoque una sonrisa.

Arturo: jajajaja pues si…. No se que me ha pasado antes la verdad, te pones a pensar en el pasado, como era todo antes, mi relación era genial, cuando Gus llego al mundo todo se enfrió, en parte lo entiendo….

Silvia: Es normal…. Mas responsabilidad.

Arturo: Si, pero pensaba que seria una cuestión de tiempo, no fue así, Susana se distancio, bueno, yo también lo hice…. Pero lo malo no es eso, durante todos estos años no he dejado de pensar en todo el tiempo perdido.


Silvia: ¿Perdido? No ha sido perdido, mira el hijo que tienes, tu trabajo la casa…

Arturo: Si perdido, tengo todo eso pero no he sido feliz ni para conseguirlo ni una vez lo he tenido, hago las cosas por que hay que hacerlas, no por que me apetezca. Sin embargo cuando estoy contigo es lo primero que hago por placer en años.

Entendía lo que quería decir, pero todos sabemos que ese sentimiento es normal.

Arturo: Susana cada vez va mas a su royo, delante vuestro interpretamos el papel de pareja feliz, en realidad me gustaría que nos vierais como somos de verdad, no solemos hablar mucho y si lo hacemos es para preguntarnos “¿que hay de cenar?” y si nos besamos en para darnos las buenas noches.

Quería ayudarle pero no podía contarle que nosotros también interpretavamos un papel, hasta el hacia un papel sin saberlo en mi relación con Alberto.

Silvia: Bueno pero no lo veo tan raro, las relaciones tienen etapas y se enfrían… ¿no podéis intentar ponerle fuego?


Arturo: Yo lo he intentado muchas veces y nada, Susana solo me da negativas y a ella no la he visto intentarlo nunca… creo que no quiere arreglar nada.

Silvia: Joder…. No creo que sea así, pero me dejas rayada.

Sabia que en parte era tal cual me lo decía, Susana le daba por perdido, por mucho que me hubiera dicho que se amaban yo había pensado lo mismo que Arturo, que seguían juntos por monotonía y por que resultaba mas sencillo que un divorcio… con los gastos y problemas que suponía, me había propuesto continuar con su marido para que ella tuviera la excusa para hacer una vida paralela y creo que incluso como excusa para que en caso de que Arturo la pillara pudiera escudarse en que lo hacia por venganza por lo nuestro.

Mi consejo real hubiera sido que tenían que separarse, se que es complicado pero tenían que hacerlo de buenas maneras, manteniendo un contacto, una amistad o quien sabe, que Gus no lo pasara mal, ya que estaba en el extranjero en mitad de sus estudios.

Pero no iba a darles este consejo, no era quien, ya que yo estaba acostándome con uno de ellos y esto seguramente fue el detonante del estado anímico de ambos, al borde del precipicio…. Me sentía fatal. Quería hablar con Alberto para que me aconsejara, o consolara pero no podía dejar a Arturo solo en ese momento.

Me quede sentada con el charlando durante un buen rato hasta que vi movimiento de luces en la casa.

Silvia: venga …. vamos para adentro, duerme un poco y charlamos mas tranquilos mañana.

Arturo: Mañana nos vamos para casa….


Silvia: No te preocupes, cuando lleguemos te juro que busco un hueco para ti.

Arturo sonrió. Nos levantamos juntos y fuimos hacia la casa, mientras caminábamos yo rozaba su mano con la miá cariñosamente y el mi culo disimuladamente.

Según entramos en la casa al comprobar que no había nadie en el salón, me acerque y di un beso de buenas noche a Arturo en los labios. Susurrando me dijo “me hubiera encantado pasar la noche entera contigo, lo siento” yo le respondí “ya lo haremos”.

Luego cada uno entro en su dormitorio. Al cerrar la puerta apoye la cabeza en la madera y suspire intentando aclarar mis ideas.

Alberto: ¿Que tal cariño?¿estas bien?

Alberto estaba mirándome con una toalla enroscada en la cintura. Me gire y me acerque a el, le di un abrazo y un beso en la boca.

Silvia: Bueno…….

Alberto: ¿solo bueno?

Silvia: Si…..

Alberto: por lo que veo la ultima noche no ha sido lo que tu esperabas…. ¿no habéis follado?

Silvia: Si…. Pero no acaba de gustarme lo ocurrido.

Alberto: ¿te refieres a lo de Susana?. … no ha sido para tanto no te preocupes.

Silvia: Si bueno so también me molesta un poco aunque en parte lo entiendo y lo superare, de todas formas ya ha subido ella antes y me a contado por encima lo sucedido…. Se que habéis follado,


Alberto: No te enfades conmigo

Silvia: …. son celos, sin mas, pero se me pasara, pero a parte también me ha dejado rayada Arturo.

Alberto: ¿Que ha pasado?

Silvia: Pues prácticamente quería que nos pillarais follando

Alberto: Bueno eso es morboso ¿no?

Silvia: Si…. Pero no lo hacia solo por morbo, quería que nos pillaseis para romper ambas relaciones de golpe, de la manera fácil, esta literalmente hasta los huevos de Susana.

Alberto: Pues estamos bien….. Susana esta hasta los huevos de Arturo…

Silvia: Ya…. No se que hacen juntos.

Alberto continuo secándose sin dejar de hablar. Yo comencé a desnudarme para ir a dormir.


Alberto: Pues me llamaras meto me en todo pero creo que deberíamos hablar con ellos….

Me senté en la cama desnuda Alberto se quedo mirándome esperando una respuesta, al verme centro su mirada en mi entrepierna.

Caí en que una me escocia.

Alberto: Lo tienes rojo.


Silvia: ya lo se…. Te haces una idea como ha sido ¿no?


Alberto: si me la hago si.

Silvia: Ven anda y aliviame un rato

Mi novio sonrió., como he repetido mil veces, le gusta comer, pero creo que mas aun sabiendo que se lo acaba de follar otro tío.

Se acerco y hundió su cabeza en mi entrepierna lamiendo todo bien.
.
Silvia:  Con dulzura eh….

Alberto: Relajate y no te preocupes.


Silvia: ok…. Amor…. Pues si…. Tienes razón.…. Tendríamos que hablar con ellos, no me apetece tener a los vecinos de al lado todo el día discutiendo por nuestra culpa pero tampoco me gusta la idea de que se separen….. buffff…. Me siento súper culpable.

Alberto paro.

Alberto: no lo eres, o mejor dicho no lo somos… les conozco bien y llevan mal mucho tiempo, es mas gracias a nosotros se habían olvidado un poco de sus problemas de matrimonio.


Silvia: Lo se pero joder.


Alberto: tu disfruta, lo que tenga que ser sera te lo sigas tirando o no…. La diferencia es que ahora están viviendo una mentira y fingiendo ser felices.

Paro y se puso serio.


Alberto: Mira amor, antes de que ocurriera esto yo sabes que hablaba aun mas que ahora con Gus y con Arturo, Gus me comento hace años que creía que sus padres se iban a separar, es mas me dijo que preferiría que estuvieran separados, son dos personas inteligentes no creo que fuera una ruptura problemática y en cuanto a Arturo, yo sabia que hace años tuvo un lio con otra chica…. No tan bestial como lo que hacéis vosotros, pero el tema es que Susana se entero y no se lo acaba de perdonar…. Así que ya viene de largo… y ahora si no te importa cuentame la parte sexual mientras yo sigo aquí liado.

Volvió a meter su cabeza en mis muslos.



Aunque mi cabeza estaba en entro sitio estaba disfrutando de las caricias de la lengua de mi novio, siempre conseguía relajarme tanto con su comprensión, como con sus consejos, aunque desde mi punto de vista todo lo veía muy sencillo.

Como me había pedido le comente todo lo ocurrido con Arturo con pelos y detalles, como a el le gustaba.

Probablemente después de este viaje íbamos a ver muchos cambios, a esto había que sumarle los cambios que ya había en nuestras vidas por culpa de mi jefe. El dinero no era un problema, pero antes o después tanto nuestros amigos como seguramente parte de nuestras familias pedirían explicaciones a muchas cosas, si no sabéis de que estoy hablando me refiero al viaje de negocios que hice, el ascenso y lo que conllevaba, cierta filtración de videos voluntariamente, webs pornográficas, extorsión y mil cosas mas.



La cabeza me iba a estallar, no se si por la resaca o por que no había pegado ojo pensando en lo sucedido, no sabia muy bien como mirar a la cara a Susana, que decir a Arturo sobre todo lo que me había comentado, quien sabe quizá incluso puede que charlaran o mejor dicho discutieran por la noche sobre esto.

Alberto ya se había despertado y estaba vistiéndose.


Alberto: Buenos días amor ¿que tal?

Me incorpore de la cama me puse en pie y le di un beso, al moverme note molestias donde todos os imagináis.

Alberto: Vaya carita…. ¿te duele?


Silvia: uffff…. Me escuece…


Alberto: Normal….. eso te pasa por jugar con cosas tan grandes.


Silvia: jajajjaja sabes que no, mi coñito esta mas que acostumbrado a tamaños extra grandes….. jajaja un año de practica con Gustavito lo demuestran….

Le acaricie el paquete.

Alberto: Cierto…..

Se acerco al cuarto de baño y saco una crema de mi neceser. Era una crema especifica para este tipo de molestias.

Alberto: Toma anda…. La metí en el neceser

Silvia: Uffff… menos mal que te acuerdas de todo…

Me extendí un poco por el interior y exterior de la vagina, con mucha delicadeza al pasar por mis labios.


Silvia: ¿has salido para ver como esta el panorama?

Alberto: Si…. He asomado un poco el hocico, se han despertado hace nada, les he escuchado charlar como si nada mientras desayunan… de todas formas ve vistiéndote y salgo primero para reconocer el terreno.

Silvia: Si anda… aun que no te lo creas me da corte Susana.

Alberto: …. a mi en parte también….

Alberto se refería a lo que habían hecho juntos, yo todavía no tenia todos los detalles.

Silvia: Si… no me cuentes mas.

Alberto me dio un beso y salio de la habitación, yo mientras tanto me vestí y acicale un poco, luego salí con el resto.

Alberto me había preparado un café y una tostada.


Susana: Buenos días bella durmiente…. ¿Estabas agotada?

Silvia: Si… jejejejeje

Susana: Normal a mi también se me han pegado las sabanas.

Alberto: no sabéis beber.


Susana: Mira quien hablo…. Menudo pedo llevabas anoche.

La mirada que le echo era de complicidad.

Arturo apareció en escena.


Arturo: Silvia tampoco es que fuera mucho mas serena… menudo espectáculo con el jueguecito

Aprovecho para sacar el tema.

Alberto: Prefiero no recordarlo.

Susana: Pues yo me lo pase muy bien….

Susana me miro… supongo que quería que la apoyara tal y como me había pedido la noche anterior.


Silvia: no fue para tanto amor, yo sinceramente también me lo pase muy bien, jamas imaginaria …..

Deje la frase sin terminar para que tanto Susana como Arturo pensaran la cerdada que quisiesen.

Susana: ¿Tener algo tan grande entre manos? Jajajajajjaa


Arturo: jajajajaj

Alberto: A eso me refiero dejemos el tema.

Tras el desayuno, nos pusimos todos a recoger la casa, me fije en que Susana cogía el juego del mueble y se lo guardaba en la maleta, no era momento de decir que era nuestro… aunque me parecía que por la conversación de la noche anterior o cambiaban mucho las cosas o no volveríamos a jugar todos juntos nunca.

Alberto: Bueno… ya esta todo, ¿habéis metido las maletas en el coche?


Arturo: Si… ya esta todo….

Alberto: Pues vamonos.

El regreso a casa fue igual de ameno que la ida, aun que Arturo participaba en la conversación menos de lo habitual, quedándose pensativo a cada rato.

Casualidades del destino pero cuando a penas nos quedaba media hora para llegar a casa recibí un whatsapp de Gus, ya hacia mucho tiempo que no hablábamos, yo había decidido dejarle espacio para que pudiera vivir su vida sin obsesionarse conmigo.

Gus: ¿Que tal cariño? Espero que te vaya todo bien, estoy deseando volver para verte.

Disimule tanto para leerlo como para responder ya que Susana estaba sentada a mi lado.

Silvia: Pues la verdad es que estoy genial, ya te contare, aunque supongo que habrás visto los correos que te mande.


Gus: uffff claro que los he visto.

Silvia: ¿estas follando mucho?

Gus: Mucho no, por que no tengo tiempo, pero si follo si… aunque no como contigo.

Silvia: Que mono.

Gus: Bueno, lo mismo este mes me paso, aunque no se la fecha, ojala coincidamos aunque se que por lo que me comentaste estas liada con el trabajo…

Silvia: Te juro que intentare sacar un rato para ti amor.


Gus: Te sigo queriendo aunque no te guste oírlo, por cierto dile al cornudito de mi “hermano” que le he escrito que me conteste….

Silvia: Esta conduciendo por eso no te habrá contestado luego se lo digo…. Un beso que no puedo seguir escribiendo.

Susana estaba mirando con el rabillo del ojo.

Me metí en mi correo y vi que había recibido una nueva tanda de fotos de la lencería de mi jefe.

Pedro :“ Me tienes abandonado, la verdad es que he estado liado con el curro y promoviendo todo tu material, tienes a la directiva cachonda perdida, en cuanto a lo de la web con los videos he conseguido parar un poco el tema y que no se vea tanto como querían, de momento es un poco mas light si quieren ver mas tienen que pagar y no es barato.
Por lo visto tienes buenísima aceptación así que quieren sacar aun mas rentabilidad. En cuanto a lo de la lencería para la tienda les ha encantado promocionarte y usarte como modelo, como una mujer normal y que ya trabajaras para nosotros y que seas encargada les ha puesto a mil, están deseando coincidir contigo….
Bueno que en cuanto puedas pegame un toque que tengo que hablar contigo, te mando un adelanto de las fotos, un beso zorrita”.

Las fotos como de costumbre eran muy morbosas, algunas mas light que otras pero yo sabia perfectamente cuales iban a escaparates y portadas y cuales a webs eróticas o porno.












Estaba tan ensimismada mirándolas que no recordé que Susana estaba al lado cotilleando.

De repente recibí un codazo Susana me indico con la cabeza que “¿que era eso?”. No sabia muy bien que contestarla, cerré el correo electrónico y abrí whatsapp para poder escribirla directamente.

Silvia: Son fotos del trabajo no pienses mal

Susana: Joder con la vecina…. ¿Fotos del trabajo?

Lógicamente no la había comentado nada así que aproveche para contarla lo que quiso ya que no había sido capaz de ver todas las fotos.

Silvia: Si… no te he dicho nada pero me han cogido como modelo de lencería, me pagan mucho mas así que me envían las fotos para que opine.

Susana: Vaya… y ¿donde van a ponerlas?

Silvia: En alguna marquesina de autobús y en catálogos de lencería o los carteles típicos de la tienda.

Susana: Así que voy a tener que acostumbrarte a verte en tanga todo el día… jajajajjajajaja enviame alguna para verlas.

Le envié las que consideraba mas light, profesionales y simplemente eróticas.







Susana: La verdad es que estas preciosa… ¿y Alberto que opina de esto?

Mentí como una bellaca.

Silvia: No tiene ni idea

Susana: ¿y cuando vas a contárselo?¿Cuando te vea en la parada del autobús del barrio?… no te cortes… tendrías que estar orgullosa seguro que le encanta.


Silvia: Eso espero, se lo iba a contar esta semana ya te iré contando.

Susana: Si… cuéntamelo todo...



11 comentarios :

  1. Muy bueno que no se corte sigan escribiendo muy buen morbo y caliente sigan así y sigan con los otros también besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y poco a poco, como veis algunos este es bastante largo asi que hemos decidido continuar con este hasta finalizarlo y luego el resto ya iran evolucionando pero como veis algunas historias se entrelazan cronologicamente.

      Eliminar
  2. Brutal, impresionante, perfecto!!!!! Me he vuelto a leer todo desde el principio y es... increíble!!!! Gracias!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja muchas gracias, eso mismo me pasa a mi, cuando quiero escribir por que tengo mas o menos alguna modificacion me lo tengo que leer entero y en alguna ocasion os pido perdon por que se nota, (algun cambio de nombre sin querer).

      Eliminar
  3. Impresionante relato chicos!!. Para la continuación de este sería interesante ver un trío entre padre e hijo que se follen a Silvia hasta hacerle perder el conocimiento. Incluso podría darse un trío que incluya a Silvia y Susana con Arturo, en pos de recuperar el amor perdido. Les dejo un afectuoso saludo desde Argentina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas muchas gracias por tu comentario y por leernos, el futuro del relato no esta escrito pero esta en mente, cuando alguien escribe suele tener ya el hilo hecho solo tiene que saber expresarlo, igualmente te lo agradezco pero este relato no es a peticion del consumidor.
      Por el contrario tenemos otros que vamos escribiendo lo que la gente quiere que ocurra. Pero lo dejamos claro al hacerlo.
      No te anticipes sino pierde parte del morbo. NO SPOILER, y te aseguro que has hecho algo de spoiler. jejejejeje

      Muchas gracias un saludo y espero que te siga gustando lo que ves y lees.

      Eliminar
  4. GENIAL, espero puedan terminar todos los relatos, saludos

    ResponderEliminar
  5. Muy buenos y morbosos cada relato que me ponen a mil ya los e leído a todos y estoy esperando continuidad de varios ,se hace larga la espera por favor suban algunos ya

    ResponderEliminar
  6. Hola, te invito a compartir tus relatos en nuestra nueva comunidad Mi Espacio Secreto.
    https://miespaciosecreto.com.es
    Además de un perfil de red social, que puedes crear como mas te guste, muy pronto habilitaremos un espacio en el blog para quien lo desee pueda redactar sus cuentos, fantasías, vivencias con todo el Glamour.

    Todos sois bienvenidos.
    Y aprovecho también para invitar a todos tus lectores.
    Queremos hacer de la plataforma un sitio diferente para gente diferente.

    Gracias

    ResponderEliminar